Share

El mundo de las redes sociales y el mercadeo digital en general se mueve a un ritmo que a veces le dan ganas a uno a mandarse a cambiar a la Conchinchina y desconectarse por un buen rato. ¡Pero no se puede! Gracias al WhatsApp y la tonelada de amigos early adopters que uno tiene uno siempre se termina de enterarse de la última teleserie digital entre plataformas. En estos días le tocó a Instagram y la “Fortaleza de la Soledad” más reciente de los millennials, Snapchat.

Markie Mark y los Zuckerbergs, lanzaron su ofensiva más reciente para destronar a un competidor que le estaba respirando por el cuello. De hecho a Twitter ya se lo comió, y si hablas con cualquier persona que se dedica a “snapear” frecuentemente, te darás cuenta que Snapchat para ellos está en la categoría de los mejores inventos de la humanidad, junto con el aire acondicionado, el gas licuado y la Coca-Cola bien fría (valga la cuña).

Cada minuto, hay 9,000 snaps (26-1-16)

Así que el hecho de que Instagram lanzara su “Instagram Stories” o cariñosamente llamado “Snap-o-gram”, fue como una bofeteada en la cara digna de teleserie ochentera de mala muerte. Por un momento, esta generación tuvo por años una casa propia, un especie de club secreto y privado (las fotos duraban segundos en pantalla y después se borraban) que solamente personas cool podían entrar. Pero ya se acabó, la casa quedaba en un barrio nuevo tan cool, que todo quisieron mudarse para allá subiendo la plusvalía de la plataforma y generando el problema de que habían inquilinos que no eran parte del target original.

Tiempo promedio diario por usuario: 30 minutos (29-2-16)

Según un artículo de The Wall Street Journal, un 14% de las personas con 35 años o más en Estados Unidos que tienen un teléfono inteligente, usan Snapchat. De hecho, hasta Michelle Obama abrió una cuenta en la plataforma para retratar sus viajes. O sea, el cuento se masificó, y los usuarios tienen el dilema de chuparse este mango o irse y buscar el nuevo “Snapchat”.

Si hacemos un poco de memoria, vemos que historia se repite pues Instagram recibió muchos usuarios de 13-18 años cuando personas de 45+ empezaron a abrir su cuenta en Facebook. O sea, cuando mi madre abre una cuenta en Facebook, la plataforma perdió la gracia y me mudo para otro lado.

Según las malas lenguas, Instagram Stories nace como proyecto después de la compra fallida de Snapchat por parte de Facebook por 3 mil millones de dólares en el 2013. Stories salió hace unas semanas para IOS y Android y desde entonces ha logrado crear un debate de cuál plataforma es mejor.

snapchat-instagram-diferencias

Así como el chisme que si Melania Trump vilmente copió su discurso a Michelle Obama que no ha pasado a mayores, vemos otro caso donde se lanza una copia descarada a algo que ya había en el mercado. ¿Será que se nos acabó la creatividad? ¿Será que el premio que alguien tenga por crear algo original y creativo sea que alguien con más plata y poder crea una copia y trate de matar tu idea?

Recuerden dónde fue que surgió la idea de Facebook. ¿De Zuckerberg?

Not precisely.

Share
Show CommentsClose Comments

Leave a comment