Share

Te cuento algo que posiblemente no sepas de mi…

Por si no lo sabias, yo conocí a Pao gracias al Internet. Asi que le debo mucho a mi compañía proveedora de Internet jajaja 😊. Hace años atrás conectamos a través de una página web donde yo estaba trabajando e intercambiamos Skypes y pues el resto es historia. Años después viajé a Colombia para conocerla y un tiempo despues nos comprometimos y despues nos casamos. Decir que conociste a alguien por Internet y que tienes casi 14 años de casado no lo dice cualquiera 😉❤.

Pero ese (yo sé) es un caso entre muchos que no funcionan, o mejor aún uno entre tantos que se pueden dañar gracias a las Redes Sociales. Añade una pizca de pandemia “bichístico” y tienes una receta ganadora para un conflicto sabroso.

Quiero compartir un artículo que leí hace unos dias.

No sé cuál es la estadística de divorcios hoy en dia. Pero si ya era alta antes, me imagino que ha seguido igual o ha empeorado. Especialmente si incorporas nuevos elementos propias de la época como el encierro, la ansiedad, el aburrimiento factorizados por comportamientos como el sexting o los mensajes de texto de contenido sexual.

Los mensajes

Los mensajes, sean WhatsApp, correos, DM´s e incluso los SMS, es la forma de como mucho de nosotros realmente nos comunicamos hoy en dia. Especialmente cuando consideras que el teléfono como tal ha quedado relegado a ser una cámara y un repositorio de mensajes digitales. Hoy podemos mandar un mensaje en difusion por WhatsApp y llegar a unas 200 personas en menos de 5 minutos. Y está absolutamente validada es acción… nadie se molesta realmente.  Hoy puedes vender por tu celular. Literalmente.

Lo interesante del texto es que no lleva ninguna emoción ni inflexión de la comunicación oral. Es frío y se puede malinterpretar en un dos x tres. Ha creado nuevas ansiedades como el ser “dejado en visto”. Situación que antes no existía y que puede llevar a pensar que:

  • Me está ignorando.
  • Están chateando con su amante.
  • Ya no me quiere porque no me responde de una vez (como antes hacía).

Y eso es cuando se trata de comunicaciones privadas entre dos personas. ¿Pero qué pasa cuando abres la relación al mundo? Eliges mostrar lo bonito, pero tambien puedes elegir lo no tan bonito de una relación. Y así, en menos de un chasquido de dedos, toda foto se vuelve parte de una competencia no-oficial, donde no hay trofeo ni premio…

Toda publicación de una pareja es obviamente filtrada y curada para mostrar contenido o un momento aspiracional que hasta ni siquiera es verdad, simplemente para “ganarle” a los otros posts que nos han hecho “sentir mal” por no “estar a la altura” y “querer lo que tiene el otro”.

Redes Sociales y las infidelidades

Otro comportamiento nuevo debido a las redes sociales es el estar viendo y “chequeando” personas, solicitudes de conexión y enviando mensajes privados (y borrándolos despues).

*“Las Redes Sociales han creado un vacío para que las parejas coqueteen y se envíen textos sexuales con otras personas y lo grave es que no lo ven como una infidelidad ya que no hay contacto físico. Mientras estés eliminando textos, ocultando tu teléfono, estás siendo infiel, y eventualmente, te costará tu relación.”

Demasiado tiempo en el telefono

Durante esta época de pandemia, el uso del teléfono ha aumentado muchísimo. Por razones de aburrimiento, adicción o por razones laborales, da lo mismo. Las Redes Sociales nos han separado un poco del mundo real y hemos perdido un poco el tiempo que pasábamos con nuestra familia. Cuantas personas, parejas y familias comen en la mesa con el tenedor en una mano y el celular en el otro.

La verdad es que mucho uso del celular podría crear celos y falta de confianza entre tú y tu pareja y esto puede causar problemas en la relación.

Publicaciones, Me gusta y comentarios

*“Se puede argumentar que “publicar a tu pareja” es una prueba de que los amas, pero ¿es verdad eso? Algunas relaciones han terminado por el hecho de que uno no publica lo suficiente alabando y mostrando su pareja mientras que hay otros que quieren que se les respete la privacidad y que no lo “saquen en Redes Sociales”. Hay que tener en cuenta que publicar mucho sobre tu relación tampoco es saludable ya que abre la puerta para opiniones y escrutinio de terceros.”

*”¿Has en algún momento revisado o investigado a quien tu pareja le está dando “me gusta” y dejando comentarios? Ese comportamiento es abriéndole las puertas a los celos y falta de confianza en tu relación. Y la falta de confianza implica la falta de conexión. Las Redes Sociales pueden ser utilizadas de forma ventajosa siempre y cuando se usan correctamente y por las razones correctas. Filtrando tus actividades digitales puede salvar tu relación sentimental.”

Algo que me recuerda sobre un tema que expuse mientras estaba trabajando en el 2016 en “Las hijas de su madre”. Desarrollé en el programa el tema “Las parejas felices… ¿viven posteando en redes sociales?” Hay estudios a favor y en contra… cosa que nos deja a los que amamos a los números igual como empezamos debido al hecho de que “si torturamos la data lo suficiente… confesará a lo que sea”.

Una coach me empezó a escribir (bastante intensamente podría decir) que mientras más posts se suben, más amor hay… afirmación que personalmente no logro encontrarle la lógica (hasta el dia de hoy).

Pero ¿qué piensas tú? Me encantaría saber qué piensas sobre este tema… deja un comentario… ¡Me encanta leerte! ❤

*Fuente: The Standard

Share
Show CommentsClose Comments

Leave a comment