Share

Mi esposa colombiana aplatanada, me mostró una carta que mi cuñada le envió por Whatsapp el otro día. Resulta ser que es una carta del año 2002. Una carta de recomendación. Y comparándola con las cartas de recomendación que me han dado a mi, la encontré demasiado especial. Ya verán porque.

Hoy en día, el ritmo que tienen los negocios, trabajos y relaciones personales dentro del ámbito laboral a veces no deja que la humanidad pueda aflorar o salir a flote. Estamos tan preocupados sobre los números que resulta que las personas somos más bien un medio para un fin, en vez de ser un fin en si.

Aquí les muestro la carta de recomendación:

ejemplo de carta de recomendacion
Esta es la carta de recomendación que para mi es la mejor carta que he visto.

Encuentro genial el hecho de que su jefe se haya tomado el tiempo y el esfuerzo de hacer una carta de recomendación tan personal. Se ve la humanidad en la carta. Al final de leer la carta, tienes una sonrisa en la cara.

Creo que es la mejor impresión que le podemos dejar a alguien que decide emprender otro camino. Algunos jefes nos dan estos comentarios oralmente, pero muy poco los dejan por escrito. Por escrito queda, las palabras se las llevan el viento. Lo mismo les pasa a los jefes malos, se los lleva el viento.

Creo que es un ejemplo digno de imitar. ¿Qué crees? Deja tu comentario


Keanu Reeves en «The Lake House» con Sandra Bullock fue una que se robó todos los suspiros en el 2006.  Una tremenda película que reúne las estrellas de «Speed». ¡Muy recomendable!

Share
Show CommentsClose Comments

4 Comments

  • PAO
    Posted mayo 18, 2016 at 10:34 am 0Likes

    Gracias por la imagen de Keanu…;) Evidentemente después de esta experiencia laboral me he topado con todo tipo de líderes y jefes también. Después de todo considero de que la motivación es definitivamente un factor fundamental para la productividad y aunque esta fue una despedida, me dio un buen espaldarazo y bases para lo que se venía después. Es indispensable que como empleado te sientas motivado, y en gran parte depende de uno mismo. Pero que la motivación llegue de afuera, te ayuda a sentirte parte de algo, lleno de ganas por aportar más al proyecto o empresa donde estés. Gracias por compartir la experiencia. TADF
    PAO

  • Marthalú
    Posted mayo 19, 2016 at 12:52 am 0Likes

    Un buen colaborador nunca se olvida y que lo reconozca su jefe es un acto benevolente y grato. Lo más lindo de este episodio es que la protagonista recién emprendía su vida laboral como profesional y ya demostraba su excelencia y el sello personal que desde ese mismo instante, ha dejado en cada labor desepeñada. Bien por la capacidad el doctor Melo de reconocerlo y testificarlo! Un buen jefe tampoco se olvida!

    • Edgar
      Posted mayo 19, 2016 at 6:10 am 0Likes

      Totalmente de acuerdo Marthalú 🙂 Un gran abrazo!

Leave a comment