Share

El otro día, escribí un post sobre LinkedIn y su importancia hoy en día en el mundo laboral y cómo lo utilizan en el reclutamiento 2.0 que estamos viviendo e incluso puse algunas estadísticas sobre cómo se está usando esta red profesional en otro país de Latinoamérica, específicamente Perú.

Cuando posteé el artículo a mi página en Facebook (me rehúso llamarla un “fanpage”), una amiga muy querida escribió un comentario en el post diciendo que ella tenía LinkedIn pero en realidad no le veía la utilidad pues no le ha servido de mucho. Así que le eché una miradita a su perfil y esto es lo que encontré…

Antes que nada, debo decir que personalmente LinkedIn me ha traído muchas satisfacciones porque me ha puesto en contacto con personas que nunca pensé poder contactar. El puro hecho de que estés en una red social donde hay muchas personas que posiblemente estén buscando lo que tú ofreces es muy poderoso. Así que me resulta difícil pensar que alguien realmente no le sirva mucho su perfil en LinkedIn. Por ende, pasando a mis observaciones de su perfil (cualquier parecido con el tuyo podría ser o no ser mera casualidad), esto es lo que vi:

Perfil vacío

Veo muchas personas que tienen su perfil de LinkedIn sin mucha información. Esto es un grave error. Como siempre digo en clase “hay que escribir”. Cuando estás tratando de un perfil digital que está sujeto a búsqueda debes escribir toda la información que pueda ser importante para que las otras personas te puedan encontrar.

LinkedIn República DominicanaCuando hablamos de un sitio web donde hay mucho reclutamiento, eso implica que hay muchas personas que están buscando empleos y candidatos, lo cual también implica que las palabras claves son de mucho valor. Así que debes incluir en tu perfil las palabras claves pertinentes a tu posición, industria o aspiración laboral.  Esta última parte (aspiración) en mi opinión es muy importante en LinkedIn porque lleva al siguiente punto

Marca personal

Primero antes que nada, antes de crear tu perfil y publicarlo para que todos te puedan ver, creo que es muy válido el hecho de que te hagas la pregunta milenaria que todo ser humano le han hecho en algún punto de su vida (y personalmente cada vez que me lo han hecho siempre he revirado los ojos… hasta ahora)

-“¿Dónde te ves en cinco años?”

-Oh Dios, esa pregunta.

LinkedIn es una de las mejores herramientas que existe para crear, desarrollar y mantener tu marca personal. Y cuando me refiero a marca personal me refiero a lo que dicen de ti, especialmente cuando no estás presente. Esa es tu marca personal y siempre corresponde a un objetivo final. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Cambiar de trabajo? ¿Cambiar de rubro? ¿Lanzar tus servicios como independiente? Yo creo que primero antes de salir a vendernos (porque eso es lo que estamos haciendo), debemos ver y saber que es lo que queremos vender.

LinkedIn te la pone fácil para llenar tu perfil, te hace mil preguntas, te va guiando con un “profile wizard” para que puedas poner toda tu información personal, laboral y educativa. Hay que aprovechar el perfil y escribir, escribir y escribir. Lo cual me lleva al siguiente punto…

No tener un extracto o un buen título

Tu “extracto” de perfil no es nada más ni nada menos que tu primera oportunidad de hacer una buena impresión. Recuerda que las personas que están buscando cosas por Internet tienen un nivel de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) bastante elevado. Eso significa que solamente tendrás unos segundos para atraer su atención y “enamorarlos” para que sigan viendo tu perfil. El extracto debe ser (en mi opinión), informativo, entretenido y lleno de palabras claves. Debe ir al punto, debe decir lo que haces, lo que puedes ofrecer, pero más importante debe atraer la atención del lector para que siga leyendo. Mientras más tiempo el lector pase leyendo tu perfil, mas son las probabilidades que podría ponerse en contacto contigo.

Lo mismo pasa con el título de tu perfil. Como título debes poner la(s) palabra(s) clave(s) que necesites para que otros usuarios te puedan encontrar. Si quieres reorientar tu carrera profesional y pasar de ser “vendedor” a “autor de libros infantiles” entonces “autor de libros infantiles” debe estar en tu título, no “vendedor”. Hay mucho de aspiracional en LinkedIn, eso significa que puedes tomarte la libertad de titularte como quieras, pero no debes olvidar lo más importante cuando estás escribiendo un Curriculum Vitae (que es básicamente LinkedIn), no mentir.

No usar fotos o video en el perfil

Ayer escuché los siguiente, “no todas las personas aprenden de la misma forma, algunos aprenden más leyendo, otros aprenden más escuchando”. Partiendo de la base de la PNL (la programación neurolingüística), debemos siempre incluir fotos y videos en nuestros perfiles. Como dice la frase popular, “una imagen vale más que mil palabras”. Incluir una foto o un video (puede ser de un seminario que atendiste, un proyecto dónde participaste, un evento donde estuviste involucrado, etc…), complementará perfectamente lo que estás ya escribiendo en tu perfil además de contribuir a una lectura más fácil.

No darle movimiento a tu perfil

No necesariamente debes cambiar de trabajo para poder mover tu perfil en LinkedIn. Puedes mover tu perfil en la red al aportar con posts de texto o fotos, links a artículos externos, escribiendo artículos en tu blog (excelente recurso btw) y simplemente interactuando con la red en sí. Si nosotros a nuestro perfil en LinkedIn le diéramos la mitad del cariño que le damos a nuestro Instagram y Facebook, seguramente encontraríamos muy útil esta red profesional. La idea de tener un perfil en una red es siempre interactuar, aportar, compartir y básicamente demostrar quién eres. Tu perfil en LinkedIn es la perfecta excusa para demostrar a tu red justamente lo que eres capaz de hacer profesionalmente. No caigas en la trampa de hacer tu perfil y después olvidarte de que existe.

Creo que LinkedIn es tu gran oportunidad de demostrar tu humanidad a nivel profesional. Sé que puede sonar contradictorio, pero al tener un perfil calificado y también humano en mi opinión, aumenta la posibilidad de que un posible reclutador de talentos mire tu perfil, conecte a nivel personal con él y diga, “¡Qué interesante perfil! Voy a contactar esta persona”. Y el resto ya depende de ti.

Share
Show CommentsClose Comments

4 Comments

  • Mayte Palatin
    Posted julio 16, 2015 at 8:36 pm 0Likes

    Gracias por esta clase magistral, me doy por enterada, soy una de esas personas que no le ha prestado mucha atención a esta página, más bien la consideraba como otra web de búsqueda de empleo, pero ya veo que es mucho más, visto así le voy a dedicar más tiempo y hacerla más completa, cuando la acabe de modificar te aviso para que me des tu opinión, muchas gracias profe ¡¡¡

  • Oscar Rojas
    Posted septiembre 14, 2015 at 5:06 pm 0Likes

    Felicidades Edgar,

    Muy buen artículo. Sin desperdicios.
    Gracias por compartirlo

    Seguimos en contacto…

Leave a comment