Share

Desde hace meses atrás, viene una plataforma que está atrayendo usuarios por montones, incluso sus invitaciones se están revendiendo en EBay por unos USD$90 en promedio.

Es el famoso “Clubhouse” (parte radio de onda corta, otra parte llamada en conferencia, un poquito de audio-fiesta online y una pizca de red social) que ha tenido como invitados a Mark Zuckerberg, Elon Musk y recientemente a Bill Gates. Solamente disponible por invitación para los usuarios de iOS (sorry “Andriodianos“). Es como escuchar un podcast en vivo… pero mucho más exclusivo. Así me han dicho 😒

Pero según The Guardian, mas allá de la chulería de la exclusividad hay unos horrores de privacidad. Para poder enviar invitaciones, la aplicación te pide permiso para acceder a todos tus contactos, o sea a ti te pueden invitar a Clubhouse pero tu privacidad no es bienvenida 🤨. Dices a la app con quién estás conectado y la información recolectada de estos perfiles crece exponencialmente.

En estos últimos dias se ha cerrado una página web llamada “Open Clubhouse” que retransmitía el audio de la app para las personas sin invitación. Una seria falla de seguridad.

Se ha descubierto (según The Guardian) que Clubhouse hace grabaciones (sin cifrar) de las conversaciones que tienen lugar en sus “habitaciones” virtuales (que son, según lo que dice la aplicación, posteriormente eliminadas si no ha pasado nada desagradable en la conversación). O sea, te están escuchando…

El Observatorio de Internet de Stanford descubrió que Agora, la empresa que suministra infraestructura a la aplicación tiene su sede en Shanghai. Esto significa, dicen los investigadores de Stanford, que Agora probablemente tendría acceso al audio sin procesar de los usuarios, lo que podría proporcionar acceso a esos audios al gobierno chino.

Algo parecido a lo que era Facebook en su fase de “recolectar TOOODA la data” posible antes de estar envueltos de escándalos de influencia política eleccionaria. Da para pensar… ¿sería otro caso de Cambridge Analytica?

Sylvia Ortegón, Marketing Head de Talkwalker para los Estados Unidos y Latinoamérica publicó parte de un estudio sobre conversaciones sobre Clubhouse. Un análisis de conversaciones sociales a través de la herramienta Talkwalker que identifica que los usuarios se sienten poco familiarizados con la herramienta y el hecho de hablar virtualmente frente a extraños le da los mismos nervios como si fuera presencial.

Puntos clave de la conversación en orden de importancia:

  • Clubhouse necesita un modo incógnito
  • Se parece a estar conversando vía Walkie -Talkie
  • Es necesario tener la suficiente confianza para hablar en público para participar en las conversaciones.
  • El video en vivo no es necesario. Con audio basta.

¿Podríamos estar frente al nuevo Tik Tok? Ahora sí, potencialmente amigable para el demográfico que no entiende Tik Tok (o no puede bailar o hacer los desafíos… pero si puede hablar) O sea, ¿los “Viejennials”? Bueno, queda aun tiempo en este 2021 para saber que pasará con esta nueva red social.

Lo que sí se es que estos problemas aunque no graves ni importantes para la mayoría de los usuarios nos indican que oficialmente YA NOS ESTÁN escuchando. Ya veremos dónde va esto. 😏

¿Ya te invitaron? A mi sí pero como tengo Android… no soy parte del club… aún.

-Ü 🇩🇴🇵🇾🇨🇱🇨🇴🇺🇸

Fuentes:

-LinkedIn Sylvia Ortegon

Clubhouse chatroom app closes down site rebroadcasting content | Internet | The Guardian

Why hot new social app Clubhouse spells nothing but trouble | Social media | The Guardian

Share
Show CommentsClose Comments

Leave a comment