Share

Yo voy a tratar este tema de una manera que nadie lo ha tratado… ya decantando este tema que pasó hace unos días atrás….

Lo que sucedió

La actual vicepresidenta de la República Dominicana comentó en la cuenta de una súper reconocida psicóloga de parejas dejando entrever su intimidad (o más bien falta de) con su actual esposo (tres veces expresidente de la república). Para todas las personas que están leyendo este artículo fuera de la República Dominicana, necesito darles un poco de contexto sobre este caso de manejo de crisis.

El programa radial

La semana pasada la reconocida psicóloga clínica Ana Simó (que habla de sexualidad, temas de parejas y familia aquí en el país) publicó en Instagram un video de su programa radial diario sobre un caso de una mujer que llamó al programa (es el tipo de programas donde las personas llaman para contar sus problemas) para hablar de su caso que su marido se muestra desinteresado y con pocas ganas de relacionarse con ella ni tampoco de intimar. El texto que acompañaba el video en la cuenta de Instagram de Ana Simó fue la siguiente, “Ella se pone ropa sexy, pero el marido se queda dormido”.

margarita-cedeño-fernández-simó-muy-triste-i-know-crisis-dominicana
margarita-cedeño-fernández-simó-muy-triste-i-know-crisis-dominicana

Ahora el contexto político

Aquí es que se pone un poco complicado el cuento, pero lo voy a simplificar. La actual vicepresidenta, Margarita  Cedeño de Fernández, (en el momento de escribir este artículo) está casada con el expresidente Leonel Fernández (quien fue presidente por tres términos 1996 a 2000, de 2004 a 2008 y de 2008 a 2012) y quien trató de lograr un cuarto periodo en las elecciones pasadas.

Aquí viene lo complicado 😏. Ellos eran del mismo partido. Fernández se peleó con el actual presidente y con su partido al no lograr la nominación presidencial en las últimas primarias del Partido de la Liberación Dominicana. Alegó fraude y básicamente “compró” un partido de carpeta (así como los abogados tienen empresas de carpeta), le cambió el nombre y se proclamó candidato a presidente por su nuevo partido (cosa que aún no se sabe qué tan legal fue esa jugada, pero en fin…).

Margarita por su lado no se fue con Fernández a su nuevo partido… es más… la eligieron candidata vicepresidencial para el PLD. Así que tenemos esposo candidato a presidente por un partido nuevo que creó gracias a un alegado “fraude” que le hicieron, y la esposa se queda en el partido donde estaba Fernández antes de la ruptura política haciendo de candidata a la vicepresidencia.

Entonces en una misma casa tenemos dos personas que salen a hacer campaña política para las mismas elecciones. El primero un expresidente que sale a trabajar para ser presidente por una cuarta vez por un partido y una ex primera dama que sale a trabajar para ser vicepresidenta por tercera vez consecutiva por otro partido.

Trata de imaginar esa situación. Entrevistas a estos dos personajes (por separado claro) dan a declaraciones como:

El contexto amoroso

Fernández llegó a la presidencia en el 1996 divorciado. Se había separado de su primera esposa y Margarita (ya separada también) había conocido a Fernández años antes en la universidad, incluso fue su profesor y amigo por 20 años antes que “surgiera el amor” entre ellos. Pongo eso en comillas porque con el tiempo, el juicio público fue cuestionando esa relación y “la medio” terminó de categorizar como “una relación por conveniencia”. Pero como era una relación funcional, no le dio mucha importancia.

Todo este chisme se quedó dormido hasta que empezó todo este cuento electoral entre Fernandez, su partido y Cedeño. Y hay material para interpretar… Como por ejemplo el video donde Cedeño se “auto celebra” su cumpleaños… que fue filmado en su apartamento por una amiga ( o sea estaba ella y una amiga más ahí… ¿y dónde estaba Leonel? Había un tremendo bizcocho ahí… y me refiero al ponqué/torta/pastel de cumpleaños), Interpretando su lenguaje corporal y su “me doy un abrazo y MI AMIGA soy” … uno podría interpretar que en ese momento ella estaba bastante solitaria.

Así que ya hay evidencia digital que pudiera ser interpretado abiertamente como una ruptura, descontento, etc.… matrimonial.

El comentario / la crisis / la “opinadera” / la persona – esposa – mujer

Al momento de escribir este post, la publicación de la Dra. Simó tiene unas 231 mil reproducciones y 3,954 comentarios y aunque la Dra. en su cuenta en Instagram tiene publicaciones con muchas reproducciones y me gustas y otras que no tiene muchas, puedo decir que esta tiene más que el doble del promedio y que suscitó mucha atención de los medios ya que el comentario de la vicepresidenta en ningún momento fue borrado, corregido ni tampoco fue puesto en contexto con un segundo comentario.

Así que aquí viene la pregunta para todos los profesionales digitales que pudieran estar leyendo este artículo.


Si fueras el Community Manager de Margarita,
¿qué hubieras hecho?

¿Hubieras borrado el comentario?

Cargando ... Cargando ...

Se sabe que ella tiene su equipo digital y que además tendrá acceso a su propia cuenta. Un arreglo como lo tuviera Barack Obama, su equipo tenía control de la cuenta, pero todo tweet firmado “B.O.” venía directamente de POTUS.

Yo no quiero asumir, pero al principio pensé que era un error, pensé que era otro caso como cuando el CM de CDN37 se equivocaba de cuenta y le daba «me gusta» a fotos de muchachonas en traje de baño. Pensé que en algún momento se iba a decir que fue un “hackeo” (que es más o menos decir fuimos nosotros, pero no queremos decirlo).

Pero no. El comentario no fue borrado, no fue corregido ni tampoco hubo otro comentario de ella para contextualizar lo que había escrito. La vicepresidenta, según su comentario, sabe perfectamente lo que se siente cuando en una relación de pareja se deja en el olvido al otro.

Básicamente tus opciones en una crisis así son:

  1. Asumir la responsabilidad y pedir perdón
  2. Ofrecer una explicación/contexto
  3. Alegar ignorancia e interferencia de terceros
  4. Borrar el comentario y hacerse el huevón (que es básicamente igual que la opción anterior pero peor)

Los comentarios fueron crueles (y con esto no estoy defendiendo ni tomando partido) sino estoy tratando de entender que está pasando por la cabeza de una de las personas más importantes y poderosas de la República Dominicana exponiendo sus intimidades en Redes Sociales.

Y los comentarios de los hombres son fáciles de anticipar: “búscate un hombre de verdad, ven que yo te pongo a gozar” y todo eso, pero los comentarios de las mujeres son a veces inesperados, “Por lo menos da dinero, hay hombres q ninguna d las 2”. Pero no todos los comentarios eran así.

En línea general, se ofrecía consejos que tenían que ver con pastillitas azules, elixires potentes que se compran en Amazon, consejos para ella “de amiga a amiga” y también mucha desacreditación sexual para Leonel, que por la edad, que ya no está para eso y cosas así. Definitivamente dio pie para que todos pudieran meter la cuchara y opinar sobre el tema. Bienvenido al Internet.

¿Es este de un caso de “Oversharing” (la práctica de compartir demasiado, mucho más de lo que tu comunidad puede soportar.) o de “Sadfishing” (la acción de publicar problemas emocionales en internet con el objetivo de despertar compasión o la atención en la comunidad de internautas)?

Entonces como estratega digital, ¿qué haces si tu cliente decide autosabotear la estrategia digital con una publicación como ésta? Margarita está requete entrenada en Media Training y sabe perfectamente qué puede decir y qué no puede estar diciendo, pero al parecer (por lo que puedo ver) sus emociones están traicionando su buen juicio digital.

Inseguridad, depresión, y la falta de afecto y la necesidad de aprobación son algunas de las razones porque las personas incurren en el Oversharing y el Sadfishing según el Huffington Post.

Un comentario de cuatro palabras que deja muchísimas preguntas ya que no obtuvimos una respuesta ni contextualización. Error dejar a las personas pensar y hablar y no empoderarse como figura pública del comentario y controlar la narrativa de la historia.

Y si fue un comentario que fue sacado de contexto, ¿por qué no lo corrigieron? Pudieron haber hecho un follow-up con una estadística de las mujeres descontentas con sus relaciones por la pérdida de interés de su pareja y como está impactando las relaciones en la República Dominicana (¡yo sé! Es “tirado a las mechas” especialmente en un país que adolece de una tremenda falta de estadísticas, pero algo se puede “construir” partiendo de ese comentario).

¿Será que fue un momento de flaqueza emocional? ¿Fue premeditado? ¿Está anunciando una futura separación oficial? Pero y que pasa con la persona detrás del puesto. ¿No tiene derecho a expresarse como una persona común y corriente?… O es que el puesto de alguna manera la “define” para siempre y no podrá nunca realmente decir lo que quiere decir y simplemente … ¿ser Margarita? ¿En ese momento era la Vice o era simplemente una oyente más?

¿Por qué las personas ventilan tanto sus vidas privadas en Redes Sociales? Lo que siempre están felices… ¿Realmente lo son? Y me imagino que eso afecta a otras personas que les gustaría ser así y piensan que no lo son. ¿Qué lleva a una persona a ventilar sus intimidades en Redes Sociales?

Pero no, no tenemos respuesta… La pregunta sigue siendo por qué lo hizo. En realidad, ¿por qué lo haría cualquier persona?

Definitivamente un tema para la Dra. Simó desarrollar en su programa de radio.

Deja tu comentario sobre este tema…. ¡me encanta leerte❤️! Compártelo con alguien que pudiera encontrarlo útil.

-Ü 🇩🇴🇵🇾🇨🇱🇨🇴🇺🇸

Resumen
Un caso de manejo de crisis - “MUY TRISTE!!!!!  I know!”
Nombre del artículo
Un caso de manejo de crisis - “MUY TRISTE!!!!! I know!”
Descripción
El comentario de Margarita Cedeño de Fernández en la cuenta de Instagram de Ana Simó y el revuelo que causó.
Autor
Publisher Name
AA Digital Consulting
Publisher Logo
Share
Show CommentsClose Comments

2 Comments

  • Ramon Contreras Robles
    Posted agosto 10, 2020 at 3:22 pm 0Likes

    Excelente artículo y buenos detalles de toda la situación.

Leave a comment