Share

El otro día leí que el segmento más importante del perfil de LinkedIn es la foto.

¿La foto? Sí, la foto. Porque aparece cada vez que pones un comentario o una publicación o reaccionas a una publicación o cuando haces un story (¡eso aún no llega … pero pronto! Está a la vuelta de la esquina.)

Yo sé que ya pasamos por la fase donde “al CV no se le pone la foto”… entiendo eso.

Pero hoy en día con las Redes Sociales donde si no hay foto ni video ni audio pues en realidad no estás usando el máximo potencial de la red. Y por ende no estás causando la totalidad del impacto que pudieras tener.

Pero me refiero a fotos y contenido audiovisual en general, no necesariamente a la foto de perfil.

De hecho, si tu perfil tiene foto, tendrá 14 veces más visualizaciones con foto que sin foto. Y eso es totalmente entendible ya que estamos condicionados a no poner atención a un perfil sin foto si tenemos opciones que tengan una.

Pero al decir que la foto de perfil es la parte más importante, empiezas (sin querer queriendo) una competencia de quien tiene una mejor foto y no necesariamente quien tiene un mejor perfil.

Tener una buena foto claro que ayuda, abre puertas. Pero de ahí a decir que es más importante que el texto, no creo que es una buena respuesta.

Porque ese porcentaje mínimo que representa la foto versus el resto del perfil no implica que realmente es la más importante. Influye… pero hago la siguiente propuesta…

Y si el resto de tu perfil está vacío… y no te encuentran cuando buscan a una persona como tu… ¿de qué te sirve tener la mejor foto?

Recuerda que los 4 errores más típicos de LinkedIn son:

1. Tener perfil incompleto (sí, eso incluye la foto)

2. Tener un perfil desactualizado (sí, pudiera incluir la foto, pero se refiere más al texto en el perfil y fotos que pudiéramos poner en nuestro extracto/resumen, por ejemplo).

3. No publicar contenido. Personas que entran, leen, dan «me gusta» a contenidos publicados por otros y se van.

4. No hacer Networking. Personas que se quejan de que LinkedIn no funciona y tienen 10 personas en su red de contacto.

El éxito de una estrategia basada en plataformas digitales se podría dividir en dos, contenido y publicidad. Según Kinsta.com, “

“El contenido del feed de LinkedIn recibe alrededor de 9 mil millones de impresiones por semana, pero solo 3 millones de usuarios (de los más de 500 millones) comparten contenido semanalmente. Esto significa que solo alrededor del 1% de los 260 millones de usuarios mensuales de LinkedIn comparten publicaciones, y esos 3 millones de usuarios obtienen los 9 mil millones de impresiones.

Un estudio de OkDork, que analizó más de 3.000 publicaciones de LinkedIn, encontró que las publicaciones de “cómo hacer” y las listas tenían un mejor rendimiento, especialmente aquellas con títulos que tenían entre 40 y 49 caracteres. Además, descubrió que las publicaciones con cinco encabezados tenían la mayor cantidad de visitas. También reveló que el contenido de formato largo (1,900-2,000 palabras) tuvo el mejor desempeño, así como el contenido con ocho imágenes.” https://kinsta.com/blog/linkedin-statistics/

Este “insight” nos dice que LinkedIn es un “Content Market” y es espectacular en este minuto para creadores de contenido porque aún hay espacio dentro del algoritmo y el universo total de usuarios. Significa que aún en el 2020 la mayoría de las personas que tienen un perfil de LinkedIn, no publican y por ende no mueven su perfil correctamente y pudieran recibir más impresiones en su perfil si solamente compartieran contenido útil una vez a la semana como mínimo.

Argumentar el hecho de que la foto es la parte más importante del perfil sería volver a decir que la parte más importante de tu Curriculum Vitae sería tu foto. Invalidando todo el periodo que hemos vivido donde se nos dijo que la atención en un Curriculum Vitae hay que enfocarla en las aptitudes y experiencia y no deberíamos incluir una foto para evitar decisiones basadas en prejuicios como clasismo y racismo.

Entran las Redes Sociales años después… donde (al principio) la idea era (y sigue siendo) democratizar el Internet. Dónde un post de alguien poderoso estaba teóricamente en igualdad de condiciones de una persona común y corriente. Entonces pudiéramos decir que lo que nos podría diferenciar serían nuestras ideas.

¿Cuál es la parte más importante de tu perfil de LinkedIn? Pudiera argumentar que sería el título o el extracto. Texto que ayuda a que otras personas pudieran ver tu perfil en un listado de resultados. Palabras claves que se incorporan como factor de búsqueda para que cuando alguien de Recursos Humanos o tu próximo cliente busque un candidato, un nuevo socio o proveedor, puedas salir en los resultados.

Tu perfil en LinkedIn es en resumen una conjugación de palabras claves, contenido audiovisual, experiencias laborales y educativas e historia personal que cuenta quién eres y cómo puedes ayudar a los demás. Toda sección es importante y trabaja en conjunto con el resto de las secciones.

Pero ninguna sección es tan importante como tu próxima publicación.

-Ü 🇩🇴🇵🇾🇨🇱🇨🇴🇺🇸

P.D. Yo sé que esto es mi opinión =) pero si tienes un comentario sobre este post… déjalo abajo… ¡me encanta leerte❤️!

Share
Show CommentsClose Comments

Leave a comment