Share

A mí me encanta la Navidad, me encanta la idea de Thanksgiving incluso (¿cómo no te puede gustar la idea de reunir la familia a comer y dar gracias?), me encantan las luces Navideñas, el “friito” de fin de año y la idea de que todos nos tomamos unas “vacaciones colectivas”, el ritmo de trabajo y de vida baja un poco. Ahora, lo que no soporto es el tráfico en fin de año y el hecho de que todos estamos corriendo a comprar regalos al mismo tiempo. Por eso me encanta el Internet y aquí hay unos súper tips para comprar online este fin de año, no importa si es Black Friday, Cyber Monday e incluso después.

Algunos puede sonar medios “caídos de la mata” pero estoy tratando de ser lo más minucioso posible aquí… con eso dicho empezamos con el más obvio (para unos y a otros le da exactamente lo mismo)

  1. Tener dinero en la cuenta. Yo personalmente estoy con el objetivo de terminar este año con cero deudas. Chao tarjetas de crédito, chao prestamos por el momento. Estoy pensando en ahorrar, dedicar un porcentaje de mi ingreso en el 2017 a ahorrar… pero ojo que los verdaderos coaches financieros son Félix Rosa y Alejandro Fernández. Pero si vas a comprar con tarjeta de crédito, por lo menos verifica el límite de tu tarjeta antes de comprar.=)
  2. Ojo con los links en los correos electrónicos. Cuídate del phishing. Esta es la época dónde “los amigos de lo ajeno” literalmente hacen su Navidad robando claves y contraseñas. La verificación de dos pasos de tu cuenta de email es tu amigo. Lo que me lleva al siguiente punto…
  3. Ten contraseñas fuertes. 8 caracteres o más, incluye mayúsculas, símbolos especiales. Trata de evitar fechas de cumpleaños. Lo ideal sería tener contraseñas únicas para cada página web dónde compres. Sé que es mucho trabajo pero a veces un cuaderno y un lápiz hacen maravillas. =)
  4. Monitorea tu cuenta bancaria. El flujo de compras aumentan en fin de año y es súper fácil que una duplicación de cargos y cargos no reconocidos (o sea, te clonaron la tarjeta y te la zumbaron en una gasolinera) aparezcan en tu estado de cuenta. No es una mala costumbre revisar todos los días (o cada dos días) tu(s) cuentas(s) bancaria(s) simplemente para ver que todo esté en orden.
  5. Ni se te ocurra estar comprando con Wifi que no sea del tuyo. Claro, estás en tu hora de almuerzo o te han dejado tranquilo por unos 15 minutos sin supervisión y con tu tarjeta de crédito o débito a mano… espera a llegar a tu casa o tu oficina dónde tienes un Wifi seguro dónde puedes introducir información sensible como datos bancarios.
  6. Ni tampoco estar comprando en un dispositivo que no sea el tuyo. “¿Me prestas tu computadora para comprar algo?” Ni se te ocurra. Tú no sabes que virus o programas pueda tener ese dispositivo y justo te agarre tu usuario y contraseña de Internet Banking. Al otro día amaneces sin plata en tu cuenta. Te lo digo por experiencia propia.
  7. Los mejores ítems para comprar por Internet (por precio) son electrodomésticos. Aquí entran los televisores, consolas de juegos, celulares y electrodoméstico para la cocina. Son los ítems que más descuento tienen porque como la tecnología siempre está cambiando, su “vida útil” es cada vez más corta. (Aunque vemos autos en Black Friday)…
  8. Ítems de Navidad no necesariamente estarán de oferta en Black Friday ni Cyber Monday. Pero ojo que ahora se está hablando de otra fecha que pudiera adoptarse en países latinoamericanos. El “Super Saturday”. Es el sábado antes de Navidad. Excelente para los que dejan todo siempre para última hora, pero la elección es muy limitada.
  9. Actualízate con los precios. Muchas tiendas suben los precios en Black Friday y Cyber Monday para luego ofrecer una “oferta” que realmente no es una oferta exclusiva de la fecha sino más bien es precio normal después del lanzamiento inicial.
  10. Ojo con las “ofertas relámpagos”. Un término que me trae gratos recuerdos de vivir en Chile en los 80s y 90s. Cualquier domingo en el Jumbo escucharías el “Jumbo Oferta Relámpago” por 2 minutos donde el dulce de leche (o manjar) estaría con un 40% de descuento y con cantidades limitadas. Era como un Groupon, pero sin el cupón y con una mini maratón incluida. =) Muchas de estas “ofertas relámpagos” no necesariamente son ofertas. Y ojo que usan el tiempo o las cantidades para presionarte en decidirte rápidamente.
  11. ¿Te vas a comprar ropa? ¡Mídete primero! Muchos artículos de ropa tienden a variar en sus dimensiones, no importa si es Large o XL, yo he visto Large que parecen XXL y XL que más bien son un M. ¿Confuso? Claro que sí, por eso es siempre una buena idea ver las dimensiones en centímetros o pulgadas para luego compararlas con las dimensiones tuyas. Para que elimines la posibilidad de comprar algo que no te quede al final.
  12. No compres porque está en oferta. Es la mejor forma de gastar el dinero sin necesidad o peor aún… endeudarte porque sí. Como dicen por ahí, nunca vayas al supermercado cuando tienes hambre.
  13. Lee los comentarios. Utiliza la “confianza digital” a tu favor. No conocerás a Bob de Oklahoma, pero es interesante leer si le funcionó el producto pero más importante si tuvo problemas, cuáles fueron y su opinión general del producto. Si hay muchas opiniones negativas, empieza a ver un producto sustituto.

Trece tips, y aunque no me gusta ser supersticioso, creo que cubren bastante el proceso de comprar por Internet, especialmente en estas fechas dónde comprar online es una excelente opción para evitar los tapones, trancones, embotellamientos, tacos y demás hierbas aromáticas. ¿Tienes un tip? Me encantaría que lo compartieras en un comentario más abajo. ¡Gracias por leer!

Ñapa: Tips para comprar boletos aéreos baratos:

  • Limpia tu navegador web, usa modo «incógnito» o privado.
  • Elige horarios de madrugada o tarde en la noche.
  • Utiliza varios buscadores y no te olvides de la web oficial de la aerolínea.
  • ¿Qué día es mejor para volar? Dicen que martes.

Share
Show CommentsClose Comments

Leave a comment